Queremos un club con socios

publicado en: Polideportivo | 0

DjynWRJXcAAAP6-

En un contexto económico difícil para la ciudadanía en general, de la cual nuestros socios no son ajenos, consideramos inoportunas las medidas de trasladar de manera constante todos los costos a ellos, considerando que ya hacen un gran esfuerzo para mantener el costo de la cuota social, que este año tuvo un aumento superior a la mayoría de las negociaciones paritarias del país. Aun entendiendo las necesidades del club de afrontar sus gastos, entendemos también que hay momentos para invertir en que el club tenga más asociados.

En los últimos días nos anoticiamos por las redes, ya que no se trató en Comisión Directiva, que se comenzarían a cobrar los cumpleaños de los socios en el Polideportivo Las Malvinas.

Esto representa el fin de un derecho adquirido, ya que hasta entonces, todos los socios plenos tenían el beneficio de poder festejar su cumpleaños con hasta 20 invitados, desde el día anterior al cumpleaños y hasta dos semanas posterior al mismo.

Celebramos que se realicen obras en el Polideportivo, pero debemos contemplar la necesidad de que los socios, en ese proceso, sigan perteneciendo al club. Son estos socios los que no usaron los quinchos durante muchos meses y, cuando se inauguran las nuevas obras, se ven con un nuevo gasto. También aplica al caso de la pileta, en la cual los socios sufrieron el desgaste de 3 meses sin información, asistiendo con la pileta en bajas temperaturas, y esperando por una reapertura que no existió. Cuidar las formas es importante, sino tendremos un club con nuevas obras que, reiteramos, son para celebrar, pero para muchos menos socios de los que teníamos.

Si el objetivo es generar nuevos ingresos, hay otras alternativas, como por ejemplo, habilitar el estacionamiento del Microestadio, lo que le daría un beneficio al socio y un ingreso al club.

Según deducimos de los datos del presupuesto para el periodo 2018-2019, la cantidad de socios que se presume abonarán su cuota es de aproximadamente 5.500. Una cantidad mucho menor a la que teníamos hace algunos años. Sin consensos, sin cuidar las formas, y sin un plan de acción, será muy difícil llevar a Argentinos Juniors a una masa societaria que logre dejar un club sustentable en el tiempo.

Sabemos que hay abusos en el uso de los quinchos, pero eso es fácilmente solucionable poniendo un límite de festejos por día, en lugar de privar a todos los socios plenos de un derecho del cual se hace uso una vez al año, y de una grata experiencia con familiares y amigos, que puede derivar en nuevos socios, conquistados por un club limpio, arbolado y con sus instalaciones cuidadas y en buen estado.

Una decisión como ésta logra todo lo contrario.