La verdad sobre la concesión del Microestadio

publicado en: Polideportivo | 0

El Microestadio se comenzó a construir a través de la Secretaría de Deportes de la Nación para la realización del Mundial de Básquet de 1990.

Con la asunción del nuevo Gobierno Nacional en 1989 se decidió mudar la sede a la Sociedad Alemana de Ballester, y ese mismo año quedó abandonado a medio terminar…

Primer contrato – OCTUBRE 2003
Finalización de las obras

Durante el primer gobierno de Luis Segura, se firma el primer contrato con la empresa Corveil Trade.

El contrato se centra en la concesión para la explotación comercial del microestadio, a cambio de terminar la obra que llevaba años paralizada.

El contrato especificaba que debería finalizarse la construcción del edificio y tenía una duración de 10 años, con posibilidad de extenderse por un plazo de 5 años más.

 

Segundo contrato – NOVIEMBRE 2005
Cesión – contrato por 10 años.

Se firma un compromiso de Prórroga y MODIFICACIÓN del acuerdo de concesión privada de explotación comercial del Complejo “MICROESTADIO MALVINAS ARGENTINAS”.

En nombre de Argentinos Juniors consienten y acuerdan LUIS SEGURA, en carácter de Presidente de nuestra Institución, y el actual candidato a 1er Representante de la Agrupación Argentinos Crece, LUIS MARIA GALÓFARO (por aquel entonces Secretario General del club).
La primera modificación que se realiza en este acuerdo es la prórroga del contrato hasta el 31 de Agosto de 2006, para dar cumplimiento a la finalización de la obra estipulada en la clausula 3 del acuerdo.

En la segunda cláusula, se estipula la prórroga de la concesión el 27/10/2015, excediendo ampliamente el mandato de esa Comisión.
En el mismo contrato se conviene dejar sin efecto la cláusula Nº 10 del acuerdo de concesión privada de explotación comercial, en la cual se estipulaba el USO COMPARTIDO DE LAS INSTALACIONES DEL MICROESTADIO, concediendo de esta forma MAS BENEFICIOS AL ENTIDAD COMERCIAL, y limitando la disponibilidad  a los socios de nuestra institución.

Tercer contrato -ABRIL 2007
Cesión sin condicionamientos de las canchas de tenis

Nuevamente con firmas de LUIS SEGURA Y LUIS MARÍA GALÓFARO, se firma un nuevo contrato en el que nuestra Institución considera CUMPLIDAS TODAS LAS OBLIGACIONES DE LA EMPRESA EN RELACIÓN A LA TERMINACIÓN DE OBRA E INAUGURACIÓN EN UN TODO DE ACUERDO CON EL “ACUERDO DE CONCESIÓN PRIVADA DE EXPLOTACIÓN COMERCIAL DEL MICROESTADIO MALVINAS ARGENTINAS”.
En la cláusula segunda se establece la utilización conjunta de las canchas de tenis, ubicadas en el área que fuera concesionada y cedida de manera exclusiva a la empresa en el acuerdo inicial.

A partir de ese momento “la institución las utilizará cuando la empresa no las utilice”. Es importante destacar que, al consentir esta cláusula, la INSTITUCIÓN está obligada a CEDER el uso de las canchas de tenis a la EMPRESA SIN NINGÚN TIPO DE CONDICIONAMIENTOS.

INCLUSIVE se pacta que la Institución se compromete a dejar en perfecto estado de conservación el sector de las canchas antes mencionadas, para ser utilizadas por la empresa como estacionamiento.

Cuarto contrato – JULIO 2014
Renovación por 5 años.

La actual Comisión Directiva firma el último contrato con la empresa Corveil Trade S.A. En el mismo se prorroga la cesión desde el 28 de Octubre de 2015 hasta el 28 de Octubre de 2020 y se otorga un “libre deuda” por el período de locación anterior.

Se pacta el precio por estos 5 años en U$S 1.000.000, U$S 800.000 utilizados para la compra del 50% de los pases de los jugadores Reinaldo Lenis, Luciano Cabral y Nicolás Freire. Jugadores que sin este recurso, se habrían perdido.

Los últimos U$S 200.000.- deberían “abonarse” en obras, según el Anexo II del contrato, en los plazos establecidos en la cláusula correspondiente.

Estas obras, según el contrato deben quedar para el club.

A su vez se establece, entre otros puntos, que AAAJ podrá utilizar el Microestadio para uso deportivo y/o recreativo, siempre con carácter no comercial y sin fines de lucro, para entrenamientos y partidos de fútbol o cualquier otra disciplina ejercida en el club.

Para esto, la empresa deberá entregar la agenda de los 30 días siguientes a fin de que AAAJ pueda diagramar el uso del espacio, y AAAJ no puede utilizarlo 24 hs. antes o después de cada evento, salvo expresa aceptación de la concesión, recuperando así para nuestra Institución el uso continuo del mismo, y no sólo por 10 fechas al año, como se estipulaba en el contrato de 2007.

A partir de este contrato, el concesionario puede utilizar el espacio lindero al microestadio no sólo para estacionamiento sino también para realizar recitales a cielo abierto.

 

¿Qué queremos decir con todo esto?

Argentinos Crece acusa al “oficialismo” de entregar tierras del polideportivo a una empresa privada. Y a nuestro candidato a Presidente, actual vocal titular, de ser responsable de dicha entrega.

Nosotros les decimos:

  1. Que la cesión de parte del terreno en cuestión fue en el 2005, cuando el espacio lindero al microestadio pasa a ser de uso compartido con la empresa, que las utilizará en adelante, como estacionamiento.
  2. Nuestro candidato a Presidente no formaba parte de esa Comisión Directiva y sí lo eran el Dr. Luis Galófaro, quien firma el contrato como Secretario General, y el candidato a Vicepresidente 2do de Argentinos Crece, Carlos Russo, quien se desempeñaba como Secretario de Hacienda.
  3. Que dicho contrato se firmó por el término de 10 años, excediendo el mandato de esa Comisión Directiva.
  4. Que en el 2007 la empresa pasa a tener el uso exclusivo del sector donde estaban las canchas de tenis de cemento, cediendo el espacio al club, sólo cuando la empresa no las utilice.
  5. Y que además, se le da el uso exclusivo del Microestadio, pudiendo el club utilizarlo sólo 10 fechas al año, y se pacta un canon de $ 10.000 mensuales.
  6. También este contrato lo firma el Dr. Luis Galófaro, mientras que nuestro candidato a Presidente en ese momento tampoco formaba parte de la Comisión Directiva, y sí el Dr. Carlos Russo, quien seguía desempeñándose como Secretario de Hacienda.

Nosotros no cuestionamos dichos contratos. Se necesitaba dinero y terminar obras y, al igual que ahora, se recurrió a una fuente genuina de ingresos que no le significaba al club endeudarse.

Si bien el club se obliga a ceder una cancha de polvo de ladrillo y el frontón, también obliga a la empresa a realizar una inversión de U$S 200.000 en mejoras que queden para el club, y le devuelve a la institución el uso diario del Microestadio y el playón, salvo que la empresa lo utilice para algún evento, fecha que deberá informar con 30 dias de anticipacion para que el club pueda programar su uso.

Gracias a este último contrato, el club no perdió a 3 jugadores y recuperó un espacio importante del que sólo disponía 10 fechas al año.

QUEREMOS QUE SE DIGA LA VERDAD

  • Nos comprometemos con el socio a controlar el cumplimiento del contrato actual.
  • Velaremos por la concreción de las obras comprometidas y que aún no vemos.
  • Y le devolveremos al socio que concurre al polideportivo en mejoras y servicios parte de las ganancias obtenidas en este contrato, a modo de resarcimiento por los perjuicios que los recitales ocasionan.

 

Pero sepan entender que, gracias a la última renovación, no se perdieron 3 jóvenes jugadores que, en caso de venderse, cualquiera sea el importe, el club -y por ende todos-, habremos ganado.

  • Proponemos controlar el cumplimiento de las obras comprometidas, avisar al socio con 30 días de anticipación el uso del microestadio por parte de la empresa, e invertir el 10% de lo obtenido por la posible venta de los jugadores en cuestión en obras de infraestructura en el Polideportivo Las Malvinas, según consta en el Libro de Actas de Comisión Directiva, propuesta que fue hecha por el representante de nuestra Agrupación.

En la sección descargas de nuestra web, se encuentran todos los contratos para ser descargados.