Le sobró el respeto

publicado en: Fútbol | 0

El empate en cero ante Sarmiento en Junín del sábado pasado puede evaluarse desde el punto de vista positivo (se ganó un punto) o desde el punto de vista negativo (se perdieron dos), sin embargo, lo positivo no siempre suma lo suficiente como para compensar su contraparte, porque en el desarrollo del partido y sobre todo en sus minutos finales, quedó demostrado que Argentinos Juniors dejó pasar, por la mezquindad de su planteo, una oportunidad importante de sumar de a tres ante un flojo rival.

A lo largo del partido, y del torneo, el equipo de Pipo Gorosito se ha vuelto tal vez, excesivamente estratega y especulador a la hora de plantear sus partidos. Aún así, dejando pasar puntos como en esta oportunidad, el Bicho se sitúa en el primer tercio de la tabla, posición que le sienta cómoda a muchos en La Paternal.

Quedan las esperanzas de que los últimos 15 minutos del partido del sábado, hayan convencido a los jugadores y al técnico de que se puede jugar bien siendo ofensivos, y lastimar a cualquier rival en cualquier estadio. Es cierto que un gol que hubiera marcado la victoria de Argentinos no hubiese sido extraño, de hecho el Bicho lo mereció en los minutos finales y tuvo varias ocasiones para convertirlo. Sin embargo la historia en general, no hubiese cambiado.

El torneo de 30 equipos era y es todavía, una oportunidad única para buscar alternativas y probar diferentes tipos de juego. Esperemos que frente a Quilmes, antes de la llegada del receso por la Copa América, el Bicho muestre más de lo que mostró en los minutos finales del último partido y menos de lo que mostró en los minutos iniciales.