La peor despedida

publicado en: Fútbol | 0
Esta noche, Argentinos fue derrotado 2 a 0, sin excusas en el último encuentro antes del receso por la Copa América por un Quilmes que venía de capa caída. Los goles del cervecero los convirtieron Uglessich y Canelo.
Más allá de la tibieza del partido anterior (con Sarmiento), que decepcionó a gran parte de la hinchada del Bicho, las condiciones eran óptimas para terminar el semestre con una sonrisa: de local, ante el débil Quilmes y con la posibilidad de ganar y escalar momentáneamente a la séptima posición de la tabla. Sin embargo, el desarrollo de la noche transformó toda esa ilusión en amargura y el final de esta etapa fue diametralmente opuesto al que se esperaba: entre silbidos y con una expulsión de por medio.
El equipo de Gorosito cometió una y otra vez los mismos errores que lo perjudicaron en los últimos compromisos. Abusó de la posesión de pelota, con mucho toque para atrás y poca imaginación para generar situaciones de peligro. Todas esas fórmulas que en los primeros minutos inquietaron a la defensa de Quilmes, se fueron tornando obvias con el correr de los minutos, dando lugar en el segundo tiempo a un equipo totalmente apático y desconectado del partido.
Daba la sensación de que los jugadores esperaban lo mismo que su gente en las tribunas: que Pezzotta anunciara el final del encuentro.
Así, Argentinos le puso fin a un semestre positivo desde lo numérico, pero que deja la sensación de que los puntos cosechados podrían ser más, teniendo en cuenta que el nivel de juego fue decayendo con el correr de los partidos.
Empezó el torneo pareciendo un equipo maduro, ordenado y agresivo, pero por distintas razones se fue transformando en el que todos vieron hoy. Queda masticar bronca hasta después de la Copa América, y mantener la ilusión, siempre latente, de mejorar con la certeza de que allí estarán sus hinchas, como siempre, junto al Bicho.