“Hay que profesionalizar la gesta contractual” Martin Agosti, parte 2

publicado en: Institucional | 0

En la segunda parte de la entrevista realizada en los estudios de Argentinos Pasión, Martín Agosti desarrolló las problemáticas que surgen en relación a los contratos del plantel profesional. Además, mencionó cuales son los objetivos de la Agrupación a corto plazo y se refirió a la necesidad de que haya un Departamento Jurídico del Club,  “es importante ir detrás de quienes incumplan sus contratos con el club”.

Hay jugadores que hoy perciben un sueldo abultado y que se encuentran en situaciones raras, como podrían ser el caso de Diego Rivero y Juan Sabia. ¿Se puede estipular un límite de sueldo, se los puede condicionar de alguna manera para que no terminen escudándose en un contrato que evidentemente es favorable para ellos?

Más que un límite de sueldo, debe haber una profesionalización de quienes gestionan el club. Se debe tener el compromiso de abonar sueldos importantes sólo a los jugadores que lo sean dentro del plantel. Sin decir sumas específicas, ¿cuántos contratos mínimos para ampliar la base del círculo virtuoso podríamos pagar por mes con los contratos de estos jugadores que no han tenido minutos a lo largo de la temporada?

¿En qué consta el proyecto “embajadores” de La 15?

Para aquellos jugadores que nosotros incluimos en el círculo virtuoso y que finalizan su carrera dentro de las canchas, tenemos el proyecto de embajadores. El mismo se aplica a jugadores que han mamado la impronta del club, que han incorporado el “mens sana in corpore sano”, y que han dejado buena imagen tanto en Argentinos, como en el exterior.

Recordemos que por un lado está la opción de incluirlo como formadores, o sino, pueden ser parte de este proyecto, que sería legitimarlos desde el club, a través de un instrumento que diga que esta persona es un embajador del club, y en calidad de tal está abierto a la búsqueda de negocios, ya sea desde mostrar en el extranjero jugadores de Argentinos Juniors, hasta lograr posibles invitaciones a torneos, aprovechar el naming del estadio, abrir la posibilidad de nuevos mercados y recibir ideas originales a través de ellos.

En este sentido hemos estado hablando con varios ex jugadores que se sienten identificados con el club, nos gustaría llevarlo a cabo.

¿El rol de embajador incluiría también la función del mánager?

Eso es por otro lado. Nosotros queremos tener un Director Deportivo que sea un nexo entre el fútbol profesional, amateur y la dirigencia. El director deportivo es un empleado del club, un profesional que cobra por tal gestión, con un horario por cumplir, etc. En el caso de Luis Ojeda, por ejemplo, que venía siendo suplente, ya que en principio jugaba Adrián Gabbarini, y se le da la titularidad cuando le quedaban sólo 6 meses de contrato, en un puesto tan importante. Creemos que ahí es donde debe haber un Director Deportivo que guíe, que indique sobre la situación contractual, porque si no volvemos a lo anterior, en lo cual Argentinos no sería vidriera de Argentinos.  De esta forma, estamos siendo vidriera de otros.

Últimamente pareciera que los técnicos hacen lo que quieren en Argentinos Juniors ¿Se puede estipular un contrato sustentado en objetivos?

Los objetivos del director técnico deben estar alineados con los objetivos del club. Si los objetivos del club son: “Argentinos como vidriera de Argentinos”, deberá priorizar a los jugadores que son patrimonio del club. Ahí es clave la función del director deportivo a la hora de consensuar cual va a ser el próximo técnico, la idea es consensuar con la dirigencia, fútbol profesional y amateur el “Apuntamos el club para este lado”, y que el técnico sea uno que apunte para este lado también. Que priorice los intereses del club por sobre sus jugadores mimados, que se adapte al presupuesto, que su primera opción sean los juveniles por sobre jugadores que estén a préstamo y no sean del club.

¿Cuánto tiempo demandaría implementar este proyecto para poder empezar a ordenar la situación jurídica del club?

Hay cosas para hacer en lo inmediato.  Hoy por hoy, ¿Cómo se instrumenta la contratación de los jugadores profesionales?; Está el “formulario AFA” que es el que se inscribe para habilitar a los futbolistas y, por fuera de eso suele instrumentarse otro contrato en el cual rigen otra serie de cuestiones, como el régimen disciplinario, las cláusulas de rescisión, de indemnización, los derechos de imagen, etc. Si el club está trabajando en la campaña de socios, se deberá asociar al jugador, y comprometerlo a la prestación de sus servicios para fomentarla. De todo esto, hoy por hoy, no se está haciendo nada. Solo se firma el contrato reglamentario, el formulario, y otro pero de esto, nada…

De lo que se habla es de sentarse y establecer el nuevo esquema contractual y seguirlo. Los jugadores se acercan a negociar un contrato con abogados, contadores y representantes, ¿Y en el club quien está para negociar el contrato? Quizá el empleado de turno, que estaba ahí y entonces se sentó… Hay que profesionalizar la gesta contractual, esto es un elemento clave.